Semáforo de acera luminoso SSVI SLINE RGB

Si bien todos los peatones deben extremar su precaución a la hora de cruzar una calzada para evitar ser atropellados, hay varios segmentos de la población en los que el peligro se ve notablemente aumentado, es el caso de los niños, adultos de edad avanzada, discapacitados visuales, y adultos un con grado de distracción elevado.

Los niños pequeños, menores de 8 años, se encuentran ante el tráfico en inferioridad de condiciones, tienen una estatura pequeña que les dificulta la visión del lugar (en las inmediaciones de un paso de peatones, pueden verse adultos y vehículos delante de niños obstaculizándole la visión del semáforo).

En cuanto a los adultos mayores y a las personas con discapacidad visual, en numerosas ocasiones tienen problemas para encontrar correctamente el semáforo que señalice su preferencia, por lo que pueden no cruzar a tiempo la calle, así como no detectar vehículos que se acerquen a  gran velocidad hacia el lugar de cruce.

 

Persona cruzando mirando el movil

La solución propuesta por Interlight consiste en iluminar una banda transversal situada en la inmediación del paso de peatones con la intención de advertir de forma más significativa al peatón que se aproxime a la misma.

Este sistema conlleva la implantación de varias marcas lumínicas instaladas sobre el borde del acerado, en su proyección transversal con el paso de peatones, para ser iluminada en el color verde, rojo o ámbar en función del estado del sistema de semaforización, o en su defecto mediante implantación de sistema de sensorización volumétrica en el entorno. Esta se iluminará conforme al estado que marque el semáforo (en rojo o verde) con la excepcionalidad de mantenerse en rojo ante la detección de vehículos en movimiento.

Surge de esta forma el semáforo de acera luminoso SSVI SLINE RGB de Interlight.